El plan de negocios es esencial para tu negocio
27 enero, 2014
En los negocios: ¡Si no suma no lo hagas!
24 febrero, 2014
Mostrar todo

8 Comportamientos básicos y esenciales que todo gran líder debe tener

Cuando el desempeño de un negocio necesita mejorarse, puede ser sabio iniciar un proceso de mejora explorando primero la fuente del liderazgo en ese negocio. El dueño debe desarrollar cualidades de líder que le permitan mejorar todas las áreas de la empresa. Existen 8 comportamientos básicos y esenciales que todo gran líder debe mostrar:

1-Conocer a su gente y conocerse a sí mismo: El líder fuerte está en contacto con su personal día tras día, ya sea mediante recorridos rutinarios por las áreas de trabajo y haciendo contacto con el personal, o mediante reuniones informales no programadas, o convivencias fuera del trabajo.

El gran líder conoce el estilo de comportamiento y comunicación propio y de sus subordinados y se adapta a cada uno de ellos en su interacción personal. En cierta forma, el líder debe ser un ‘experto’ en el comportamiento humano, pues su principal función en el equipo que dirige es lograr los resultados esperados a través de la gente que lo conforma.

2-Conocer su negocio y a la competencia: Conocer los números de la empresa, o al menos de su área, es vital para el líder fuerte. Mediante información objetiva, confiable y a tiempo real, las decisiones del líder son más asertivas, más congruentes con su visión del futuro de la empresa. Desconocer o ignorar la información y los números e indicadores de desempeño de la empresa y de la competencia, es como manejar un auto con los ojos cerrados.

3-Fijar metas claras y establecer prioridades: El gran líder fija metas claras y congruentes con su visión, aplicando la prueba SMART: Específicas, Medibles, Alcanzables, orientadas a Resultados y en un Tiempo límite. Define un responsable para cada actividad del plan, y las prioridades y criterios que permiten a su personal tomar decisiones con mayor eficacia y eficiencia.

4-Dar seguimiento: Uno de los mayores retos de los líderes es la ‘aburrida rutina’ de dar seguimiento a las órdenes, actividades y planes que se establecieron previamente. Por naturaleza, a muchos líderes les encanta emprender, innovar, mejorar, cambiar, probar; pero no les gusta la rutina, hacer siempre lo mismo y de la misma manera. La forma más simple de hacerlo es mediante reuniones formales de seguimiento con su personal, que se llevan a cabo con o sin él.

5-Reconocer y recompensar por resultados: Para tener gente que produzca los resultados deseados, el líder se asegura de reconocerles y recompensarles adecuadamente, pues sabe que de no hacerlo así la desmotivación y frustración les hará menos productivos. ¿Cómo reconocer y recompensar adecuadamente?, se preguntarán. Es relativamente simple: reconociendo a las personas de inmediato cuando están haciendo algo bien, y recompensándoles cuando obtengan los resultados deseados.

6-Desarrollar las capacidades de su gente: La preocupación mayor del gran líder es su equipo de gente. En cada interacción con su equipo aprovecha para enseñar algo nuevo, para transmitir sus conocimientos y criterios, para aprender de los errores.

7-Predicar con el ejemplo: El gran líder hace lo que dice que hará y espera que los demás hagan igual. El equipo sabe a qué le pone atención el líder y qué deja pasar o da por hecho. Los actos del líder dicen más que las palabras, y la gente copiará lo que el líder hace, no lo que dice. La integridad es un comportamiento común de un líder fuerte, como también lo es ese gran sentido de pertenencia que le hace actuar como el responsable de toda la organización, de todo el equipo.

8-Entrenarse continuamente: Cada vez existen más líderes que buscan la ayuda necesaria para reenfocarse, para clarificar su visión, para mejorar algunos hábitos y comportamientos de su liderazgo que les lleven al éxito más rápido. Se requiere cierto nivel de humildad en el líder para que acepte que todavía puede y debe aprender más, y valentía para llevarlo a cabo.

Andrés Luco
Andrés Luco
Ingeniero Civil Industrial, Pontificia Universidad Católica de Chile. MBA de la Universidad Adolfo Ibáñez. Socio fundador de Business Coaching Chile.